Leadership in Energy and Environmental Design

LEED Logo

La certificación LEED (acrónimo de Leadership in Energy and Environmental Design) es un protocolo de certificación de los edificios que está redefiniendo nuestra forma de pensar los ambientes donde vivimos, trabajamos y estudiamos. Es un sistema voluntario, basado en el consenso, e ofrece a propietarios de edificios, inversores y operadores una referencia para realizar, construir u gestionar edificios sostenibles con altas prestaciones.

La certificación LEED es un protocolo de certificación de los edificios que está redefiniendo nuestra forma de pensar los ambientes donde vivimos, trabajamos y estudiamos. Es un sistema voluntario, basad en el consenso, y ofrece a los propietarios de edificios, inversores y operadores una referencia para realizar, construir y gestionar edificios sostenibles con altas prestaciones.


LEED es un sistema flexible que puede aplicarse a todos los tipos de edificios –comerciales, residenciales, barrios– y que se basa en todo el ciclo de vida del edificio, desde el proyecto y la construcción, a la gestión y el mantenimiento.


El estándar LEED, desarrollado en Estados Unidos en 1998 por el U.S. Green Building Council (USGBC), ya está internacionalmente reconocido como una marca de excelencia, con más de 60.000 proyectos realizados en el ámbito mundial.


La certificación LEED se basa en el logro de determinados créditos y puntuaciones en sectores específicos: sostenibilidad del sitio, gestión de las aguas, de la energía y de la atmósfera, de los materiales y recursos, la calidad ambiental interna, la innovación en el proyecto, prioridad regional. Según la puntuación obtenida, la certificación puede ser base, silver, gold o platinum.
Al ser una certificación destinada al edificio, los materiales y los productos de construcción no pueden ser certificados LEED, solo pueden contribuir a satisfacer los requisitos de los créditos. Sin embargo, la elección de determinados productos, sistemas o materiales respecto de otros puede incidir hasta un 50% en la puntuación total del edificio.


Por esta razón, Rhoss ha decidido emprender una importante inversión estratégica en el ámbito de la certificación LEED y de la sostenibilidad ambiental. La primera fase de esta inversión consiste en la inscripción en el USGBC como miembros efectivos; la segunda fase –más consistente y profunda– consiste en efectuar un mapeo completo de los productos y servicios ofrecidos por la Empresa en términos de sostenibilidad energética y ambiental respecto de los requisitos de los créditos del estándar LEED. El análisis, apoyado por un servicio de asesoramiento externo, está dirigido a establecer cómo y por qué un producto o un servicio están en conformidad con uno o varios requisitos de los créditos LEED, para ofrecer indicaciones claras y exactas a los clientes, proyectistas e inversores sobre las ventajas que pueden conseguirse utilizando productos Rhoss en este ámbito.


Uno de los objetivos principales de esta actividad es acercar el mercado de la construcción sostenible (Green Building) como interlocutor competente y fiable, y crear así una referencia de absoluto valor para todos los entes implicados en el proyecto y en la realización del edificio en el ámbito de los sistemas de acondicionamiento y tratamiento del aire.


Esto puede traducirse también en una ventaja competitiva concreta para la Empresa, y en una consecuencia positiva en términos de desarrollo de productos y adquisición de competencias.